viernes, 2 de diciembre de 2011

En la sala de espera






Ella llegó a él por accidente. Recordaba perfectamente aquel primer encuentro en un clásico lugar para encontrarse, en una plaza abarrotada de espera, en una ciudad de náufragos. Él recordaba su manera de moverse, esa que se le metería hasta dentro, hasta el alma, la que querría olvidar pero que volvía a recordar en cada sueño. Su manera de acercarse a él, su peculiar modo de caminar. Cuando la dejó partir supo que jamás la olvidaría, que ella era el amor de su vida, que ella era lo que siempre había soñado. Que ella era su realidad. Porque desde que se fue, su vida dejó de serlo. Y soñó.







8 comentarios:

Miguel dijo...

¿Quien puede olvidar el amor de su vida? Y menos renunciar a él, aun en sueños. El primer encuentro con alguien tan especial quizá es como el primer sorbo de vino, de ese vino del 94; se queda incrustado en la memoría vital.
Gracias, Alamut, por el texto; y por la música.

Alamut dijo...

¡Ay, ay, ay, Miguelito! ¡Qué te pierde el vino! Ja, ja, ja, ja.

Gracias por el comentario ...

Besos

40añera dijo...

Bueno siempre estará en sus sueños y eso ya es algo
Un besote

mariajesusparadela dijo...

El amor de nuestra vida siempre es un amor "inacabado" o "roto"...si hubiera durado, dejaría de serlo.
Eso es como los libros y sus películas: la imaginación no tiene límites, su representación real, sí.

Blue dijo...

Juraría que la quiso ya antes de conocerla.
;-)
Besos.

Alamut dijo...

40añera, los sueños son en muchas ocasiones lo que nos queda de nuestra preciada realidad.

María Jesús: no estoy de acuerdo contigo, el amor, el verdadero se vive toda la vida. Si puede realizarse se convierte en nuestro motor, en lo que nos hace vivir, en lo que llena nuestra existencia. Y si llega y hay que dajarlo en standbay, simplemente se espera a mejor momento, porque nunca nos abandona. Lo realmente difícil es que llegue ... La literatura a veces solo consigue confundirnos ...

Blue: ¡No sabes cuánta razón tienes!

Besos lindas, gracias por pasaros por aquí.

Desclasado dijo...

Joder, Alamut... En vez de leer "esa que se le metería", he leído "es que se LA metería hasta el alma, etc".
Y he pensado: pero qué rebruta, jajajajaja.
Besos.

Alamut dijo...

Ja, ja, ja, ja ... El humor, el bueno, que no se pierda ... ¡Pero en qué estarías tú pensando, amigo!

Me alegra verte de nuevo por aquí
Besos