sábado, 14 de enero de 2006

Smoking Room

En estos tiempos de integrismo de lo "políticamete correcto" y de las tendencias "cool", los seres pensantes necesitamos un poco de oxígeno.
Tomo la persecución a los fumadores, yo que no fumo, como bandera, como símbolo de esta necesidad de voz.
En este espacio cabe todo, con el único límite del respeto a uno mismo y a los demás. La opinión procede del pensamiento y genera pensamiento. Quedáis invitados a llenar vuestros pulmones con el aire que más os apetezca.

¡Queda inaugurada esta sala!

3 comentarios:

imaging dijo...

¿Un espacio tolerante?... Es extraño. Las leyes que acuden raudas a intentar conseguir mayor acuerdo entre los opuestos en esta sociedad, consiguen el efecto contrario. Nos hacen ser intolerantes con la fuerza de la ley.
Espero que tu ventana, Amelie, traiga pensamientos que nos ayuden a ser un poco más transgresores y tolerantes.

Anónimo dijo...

Tolerancia, palabra redonda, de recorrido que sube y baja alternativamente, para rematar en una llanura de letrasredondas y un punto final sobre no sé que i. Tolerancia, paisaje deshabitado de prejuicios.
Respiro profundo, tomando el aire líquido de mis bránqueas aéreas y me comunico, para seguir avuestro lado

trilceunlugar dijo...

aqui dejo mi calada...