viernes, 21 de enero de 2011

Sala de fumadores


Hace días que no te digo nada, pero todavía no fumo. Con esta frase terminaba su correo. Hablaba de su propósito de dejar definitivamente de fumar. Ya había habido intentos previos que habían durado incluso años, pero volvía, como en un antiguo tango, al vicio. Yo, que me encontraba con él en la cafetería para echar un pitillo, llevaba tiempo sin verle. Por eso me escribió el correo, utilizando la cuenta interna de la empresa. Aunque en esta ocasión no sé si su intención de dejar de fumar era la misma que las veces anteriores. No sé si era su salud lo que le preocupaba o que el acto de fumar en el trabajo suponía poder encontrarse conmigo. No sé si era su salud o su estabilidad matrimonial lo que pensaba que podía perder si seguía fumando.

Ojalá fuera el miedo al amor el único que nos llevara a dejar de fumar y no las leyes represivas, porque, díganme ¿qué hago yo con esta sala de fumadores después de la ley antitabaco?

7 comentarios:

Desclasado dijo...

Esto es durito, eh, maja. No me esperaba la bofetá que metes a medio texto.
Pues mantén la sala y la hacemos clandestina, ¿no? Siempre es más emocionante la clandestinidad...
Besos.

Miquel dijo...

Ir a trabajar con esa tensión sexual es un aliciente impagable.

Blue dijo...

Muy bueno, Alamut. No se puede estar toda la vida intentando nada, sobre todo, porque te puedes morir en El Intento.
A mí me parece que esta sala de fumadores es un espacio abierto, porque respiro de maravilla.
;-)
Biquiños.

mariajesusparadela dijo...

Has conseguido que incluso una exfumadora (yo), venga aquí...a coger aire...

40añera dijo...

Convertirla en sociedad gastronómica y así podremos seguir fumando.
Besos
Me ha encantado buen finde niña

Miguel dijo...

Dejar dos de dos no sé si será sano, ni para la salud, ni para los sentimientos; y lo que es seguro es que será más aburrido.
Un beso.

Alamut dijo...

Desclasado: ya sabes que no tengo piedad, y saco el hacha en cuanto menos te lo esperas. Sí, la clandestinidad tiene la pormesa de la libertad deseada .....

Miquel: alicientes son los que necesitamos muchos días para poder ir a trabajar. Y la tensión sexual no está nada mal

Blue: hay gente que se pasa la vida esperando que llegue EL momento y no se da cuanta de LOS momentos que deja pasar.... Gracias por sentirte bien respirando en esta sala, que es la tuya.
Biquiños

Mª Jesús: siempre eres bienvenida y tus palabras son parte del sentido de este lugar.
Besos

40añera: lo de la soceided gastronómica es más que interesante, opinar, fumar, comer y beber (claro) y todo en la clandestinidad propuesta por Desclasado .... Sí voy a ir haciendo las reformas oportunas para instalar los fogones ...
Besos y buen fin de semana, guapa

Miguel: ya sabes, los problemas de uno en uno, que no se nos amontonen ... Sabes que el miedo es muy mal consejero, tú lo sabes bien ...
Besos